NATIONAL COMMITTEE TO FREE THE CUBAN FIVE
Comité Nacional por la Libertad de los Cinco Cubanos

HOME  •  News Updates  •  Calendar  •  Resources  •  Store/Donations  •  Contact Us  •  HOME
Portada  •  Noticias  •  Calendario  •  Recursos  •  Tienda/Donaciones  •  Contáctenos  •  Portada

 
 

Decimas
Of the October Crisis

" He who tries to seize Cuba,
will pick up the dust of its floor flooded
in blood, if he doesn’t die in the fight"
          Antonio Maceo

Our people was a shield
willing firm to conquer
they knew their honor defend
in the face of the rudest danger
that crisis was well able to
cause a nuclear clash
by the air, the earth and by sea
the attack was imminent
but they knew the check
and the price they would have to pay

Our people was brave
each Cuban a Maceo.
Fidel expounded without rodeo
our uncompromising line
in front of the insolent blackmail
from that negotiation.
And for our position
it is that always, every October
an autonomous sky covers
our Revolution.

Antonio Guerrero Rodríguez

(English translation: Chilean Poet Alejandro Stuart)

     

Décimas
Crisis de Octubre

"Quien intente apoderarse de Cuba,
recogerá el polvo de su suelo anegado
en sangre, si no perece en la lucha"
         Antonio Maceo

Nuestro pueblo fue un escudo
dispuesto firme a vencer
supo su honor defender
ante el peligro mas rudo
Aquella crisis bien pudo
causar un choque nuclear
Por aire, tierra y por mar
era inminente el ataque
pero sabían el jaque
que les podía costar.

Nuestro pueblo fue valiente
cada cubano un Maceo.
Fidel planteó sin rodeo
nuestra línea intransigente
ante el chantaje insolente
de aquella negociación.
Y por nuestra posición
es que siempre, cada Octubre
un cielo autónomo cubre
a nuestra Revolución.

Antonio Guerrero Rodríguez

 

 


Poema a Salvador Allende
11 de Septiembre de 2003






Poetry published in 2001
   
De Tu Infancia

Diversiones en un parque,
caballitos de madera
Yo te llevé, siendo niño
a dar incontables vueltas
sobre un corcel elegante
una tarde veraniega.
Y recortabas el aire
con tu manita traviesa
y regresamos de noche
bajo una lluvia de estrellas.
Alegrías de tu infancia
que los caminos conservan,
un parque de diversiones
caballitos de Madera!

El Amor de mi Hijo Amado
Su amor es como un venado,
como un venado pequeño
que viene abriéndose paso
entre una roca y un leño

Salta, salta y juguetea
por las montañas y llanos
vuela, vuela y aletea
entre flores y manzanos.

Yo lo busco entre la bruma
donde descansa el invierno,
lo imagino con la espuma
trayéndome un beso tierno.

Ya escucho su voz sencilla!
Ya puedo palpar su aliento!
Es más que la maravilla
lo que al presentirlo siento.
Se desparrama el aroma
de fresales y viñedos.
El sol que carga una loma
le acaricia con sus dedos.

Aquí lo tengo, a mi lado
puro, sublime, risueño,
el amor de mi hijo amado
como un venado pequeño!

Antonio Guerrero Rodríguez
27 de Julio, 2002

A Los 44

Hoy que veo las
cosas de otro modo siento cerca
la madre, el hijo, un verso.
imborrable fragmento de mi ruta
tibios trebejes donde ahondé mis sueños.
Y siento ya no soy
el niño que inocente
descubría el amor
de lo efímero y cierto
de lo que cuando pasa
como pasan las horas
ya no vuelve otra vez.
Ni ya no soy ese joven
con las venas abiertas
en donde se anegaban
ilusiones, promesas
sin saber comprender.
Hoy soy, diría:
Un hombre ya maduro con
un canto encendido en la gente,
un corazón clavado a una bandera,
y un brazo más robusto que el de ayer .

Antonio Guerrero Rodríguez
17 de septiembre, 2002

El Mundo de Tu Mano

Cuando del brazo leas mis poemas
de una noche callada y encendida,
blanca y frágil, la frase nunca oída
irá cambiando todos tus esquemas.

La esencia es fuego y frío, no le temas.
Todo se aprende a tiempo y con medida:
Los inviernos de cada despedida,
los veranos de amor con que te quemas.

Yo escribo, hecho de menos la ventana
Que nos hizo de puerta hacia la luna
y nos traía el sol por la mañana.

Nada en este pesar ha sido en vano.
Tú sigues siendo luz como ninguna,
yo sigo viendo el mundo de tu mano.

Antonio Guerrero Rodríguez
18 de Julio, 1999

   
Honrado Deber

Asió con ambas manos los contornos
del podium – respirar era arduo
pues el silencio usurpaba el aire
y alzó los ojos profundos como
el cielo para enfrentar el reto
de decir la verdad y recibir
a cambio una indigna sentencia

Giró su rostro a la derecha y vió
el arrogante gesto del fiscal
-no sintió odio a pesar de todo-
era un furor que traía a la boca
decorosas palabras agolpadas
y entonces se empezó a sentir ligero.

No miró para atrás pero sabía
que a la izquierda tenía a sus hermanos
a su madre gallarda, indeclinable;
a sus amigos, símbolo de un pueblo.
Y cuando terminó de hablar sesgado,
vio el furor alejarse y sonrió.
No sabría explicarlo y fue así,
como sintió que su honrado deber,
ante la patria, ante la humanidad,
ante la paz, una vez más cumplía.

Antonio Guerrero Rodríguez
17 de septiembre, 2002

Hace Tres Años

Hace tres años de aquellos poemas
que dediqué al amor ,y a la amistad.
El clamor victorioso de esos temas
irrumpe en esta nueva soledad.

No he dejado de ser el caminante
de la alegría pura y la verdad
y aunque no me permiten ni un instante,
contemplar la luna, yo creo en la bondad.

Hoy al viento, otra vez lanzo mis redes;
con nuevos bríos y con nuevos versos.
Sigue el honor demoliendo paredes
y dándonos la llave al universo.

!OH TIERRA!
!Oh tierra que te secas y marchitas,
que día a día sufres más pobreza!
Es hora de evitar tanta tristeza,
de escuchar tu lamento cuando gritas.

El momento oportuno lo es ahora.
No hay razón para el odio de la guerra.
Fracasará el necio que se aferra
en ser dueño absoluto de la aurora.

Unamos todo lo que a la paz conlleva;
una fe, una canción, una esperanza,
y edificamos juntos la confianza
en un mundo feliz para la gente nueva.

Antonio Guerrero Rodríguez
11 de febrero, 2002

   

Distanciada Luna

Distanciada luna, es el momento
de las sombras imprimir sus huellas,
de salir a pasear al firmamento
aunque no lo engalanen las estrellas.

Distanciada luna, es la morada
donde ladran en el cenit los perros,
donde descansa la fiel enamorada
que no se rinde entre injurias ni hierros.

Distanciada luna, las cosas giran
hasta que hacen cambiar el universo,
hasta que de la forma en que miran
permite de la nada hacer un verso.

Antonio Guerrero
15 de febrero, 2002

Meditaciones

A dónde iría la mariposa a posarse
si no hay una flor que le abra sus pétalos?

A dónde iría el ave a hacer su nido
si no hay un árbol que le brinde sus ramas?

A donde iría el llanto de un niño a secarse
si no hay unos brazos para calmar su dolor?

A dónde iría el agua de los ríos
si no hay un mar que quiera recibirla?

A dónde irían el sol y la luna
si no hay un horizonte?

A dónde vamos a ir todos nosotros
si no hay una simple sonrisa
que nos ilumine cada mañana?

Antonio Guerrero
28 de octubre, 1998

   

Ecos de Ayer

A mis compañeros de estudio.

Aunque lejos estoy del pueblo mío,
no falto yo de él aunque esté ausente,
no hay un patrio lugar, ni hay una gente,
que no me ayude en cada desafío.

Una palma que allí adorna el río
nunca me ha resultado indiferente;
el Malecón, las montañas de Oriente
hacen que olvide la prisión y el frío.

Hoy mi vida de ayer, por siempre bella,
se repite incesante en mis memorias
y escucho en mi interior ecos de aquella
juventud, de la novia y del amigo,
llena de sueños dulces y de historias,
que , a donde vaya, yo llevo conmigo.

Antonio Guerrero Rodríguez
5 de marzo, 2003

Como el agua clara y pura

Tras una estrella lejana
Encima del horizonte
Te traeré mi mañana
Con el rocío del monte.

Su brillo será de oro
Su belleza de marfil;
Lleno de luz y decoro
Se ha de andar al porvenir

Largo ha de ser el camino
Con un recuerdo fugas,
Pero hermoso su destino
Edificando la paz.

Con la luz de la mañana
he visto venir a un hombre,
Que con voz certera llama
Cada cosa por su nombre.

Al cielo dijo alegría,
A la tierra, compasión;
Al mar, la soberanía
Y al sol llamó corazón.

A la vida nombró niño;
A la amistad, el cariño
Y a la paz, le puso amor.

Como el agua clara y pura
Corre en su arroyo serena
Ha de correr la ternura
Cuando aparece una pena.

Como el sol, cálido, ardiente,
Le da su luz a una flor,
Desprendido, complaciente,
Ha de brindarse el amor.

No hay dolor que no sea tuyo
No hay sufrir sin compartir,
Se ha de tener un orgullo,
Saber dar sin recibir.

Ayer sentado en el campo,
Donde mi verso cultivo,
Una paloma volando
Me trajo un ramo de olivo.
En un cielo despejado
Divisé dos blancas nubes
Y en un pedestal dorado
el sol radiante que sube.

Verás lo bello del mundo,
Cuando más amor le das
Y su esplendor mas profundo
Cuando vivimos en paz.

Antonio Guerrero Rodríguez

Noble Euforia

Estando en el “hueco”

Han cerrado otra vez todas las puertas
que dan acceso a los rayos solares
y agolpadas me vienen a millares
partículas de luz, blandas y ciertas .

Oscuras celdas de su horror cubiertas,
celosas miran los radiantes lares
y lo que fueron playas y palmares
pintan con el color de flores muertas.

Este es “el hueco” que con mano fría
levanta muros frente a la memoria
y apaga el resplandor del nuevo día,

pero si entras a mi noble euforia
hallarás en lugar de una agonía
una total certeza en la Victoria.

Antonio Guerrero
6 de Marzo del 2003.

   

Un Fantasma

Canales de televisión, la prensa
y hasta radioemisoras de Miami,
han silenciado a muerte la noticia.
Nadie quiere saber más de ese juicio;
pero en la noche, a oscuras en su cama,
alguien siente un murmullo que le obstruye
dormir; que le va calando por la sien,
hasta el pecho, que le enfría las sábanas.
Un murmullo sutil que permanece
en el sueño aún después del reposo
artificial que causan los sedantes.
No hay paz, no cesa y crece el ruido,
trepidante de una voz que se acerca,
y es entonces que aparece el hombre
con su frente y su vista levantados,
entonces es cuando la vil mentira,
retumba como un tiro en la conciencia,
y llega el sobresalto, el desvelo,
es cuando la verdad, se ha hecho
UN FANTASMA

Antonio Guerrero Rodríguez
14 de octubre, 2002

Mirando en la Distancia

Dedicado a su madre en su cumpleaños,
estando en locked down por un mes

Mi Madre sueña. Su rostro angelical
refleja- su dulce corazón,
Tan cálido y tan blando
en el medio de él, descanso yo.

En la casa hay quietud, ella despierta;
y no tiene de mi noticias hoy.
Mi Madre va de la cocina a la mesa,
ausculta mis cartas, el último poema
descifrado lo acerca,
a lo que ella más quiere: Yo.

Y mi Madre recibe mil llamadas,
todas llenas de amor , de puro amor.
Ahora está tan plena,
Tan ave, tan erguida, tan dolor.

Hay soledad en la sala sin cuidos,
sin querellas, sin nietos, sin mi hermana.
Y si hay algo que atiza esta mañana,
que la orcostra y que la alegra,
es un sendero claro y victorioso:
Por él, ella ve llegar mi corazón,
con una estrella, una flor y unos versos;
para su cumpleaños.

Antonio Guerrero
23 de Mayo, 2003

   
Nuestra Convicción

Los humildes que parten su comida,
Los veraces que quiebran a profanos,
Los fraternos que sueñan como hermanos,
Los íntegros que exponen la medida.

Los jóvenes que verdecen la vida
Los maduros que alumbran soberanos,
Los obreros de obras en las manos,
Los labriegos de siembra compartida.

Los justos, de lo injusto intransigentes,
Los honrados, de la honradez serenos,
Los dignos, del decoro inconmovibles,

Los altruistas, los fieles, los concientes,
Los que fundan y aman, esos, “Los buenos
se irán uniendo y serán invencibles”.

Antonio Guerrero
21 de agosto, 2001

Una Revolución Socialista

No pueden perdonarnos
Que un Primero de Enero se logró la Victoria,
Y en sólo cuatro meses por su libre tierra
Sembrara el campesino su fiel independencia;
Que el año se pusiera en manos proletarias
Fábricas y centrales, el cielo y las riquezas;
Que con niños regáramos como palmas, maestros
Y todos aprendieran en el llano y la sierra
A leer y a escribir que fue andar y crecer.

No pueden perdonarnos
Que limpiamos la Patria de bandas de sicarios,
Hacedores del crimen, el terror y la guerra;
Que un Girón resultara la derrota primera
Del imperio agresor de nuestra América;
Que en la Crisis de Octubre sin espanto,
Sin miedo se alzara en lo más alto, la bandera.

No pueden perdonarnos
Que ante burdas mentiras y viles agresiones,
Hayamos respondido con la verdad implacable,
Con dignidad de acero y sin vacilaciones;
Que a pesar del bloqueo y las voraces leyes,
Causantes de carencias, de daños y de muertes,
Conformamos un pueblo más letrado y más fuerte.

No pueden perdonarnos
Que hayamos ayudado a invadidos hermanos
A preservar la integridad y la vida;
Que allí donde se necesitan más en este mundo;
Enviamos por miles médicos y maestros;
Que somos por amor, Latinoamericanos.
Internacionalistas, humanos y fraternos.

No pueden perdonarnos
Que en medio de un planeta tan convulso,
Unipolar y a intereses de ricos globalizado,
Hemos abierto un sol con nuestras manos;
Que en sus propias narices continuamos
Haciendo el Socialismo y avanzamos,
Con el mismo fervor y junto
Al mismo Comandante en Jefe,
Que le proclamó, hace cuarenta y un años.

“No pueden perdonarnos: Que estemos ahí en sus propias narices. ! Y que
hayamos hecho una revolución socialista en las propias narices de loa
Estados Unidos! Fidel, el 16 de Abril de 1961, en el sepelio de las víctimas
de los bombardeos piratas aéreos.

Antonio Guerrero Rodríguez
1 de mayo, 2002

Carta al Amigo

Leal Amigo: Tu mensaje ha llegado
Del corazón del sol y de la palma
Hasta la entraña del monstruo cegado,
Un rayo de vigor rompió los muros,
Una lluvia de luz colmó mi alma,
De sentimientos cálidos y puros.
Te confieso que siempre lo esperaba
Sin temor al espacio ni al olvido,
Pues creo en el amor que nunca acaba.
Codo a codo forjamos una estrella,
Ante el odio sembramos un sentido,
Y en el tiempo sembramos una huella;
Que era para aprender y lo entendimos,
Que era para entregar y nos brindamos,
Que era para ascender y aún subimos.
La senda despejada se hizo breña.
Todo retorna claro donde andamos,
Si damos a la hoguera soplo y leña.
Duro fue la partida y el mutismo.
Incesante el deber y la memoria.
Cruel este encierro lleno de cinismo.
Pero somos del temple del que gana,
De un pueblo con virtud y con historia,
Y sabemos muy bien nuestra mañana
es hecha de esplendor y de Victoria.

Antonio Guerrero Rodríguese
8 de mayo, 2002

   
Crisis de Octubre

“Quien intente apoderarse de Cuba, recogerá el polvo de su suelo anegado en sangre, si no perece en la lucha”

Antonio Maceo

Nuestro pueblo fue un escudo
dispuesto firme a vencer
supo su honor defender
ante el peligro mas rudo
Aquella crisis bien pudo
causar un choque nuclear
Por aire, tierra y por mar
era inminente el ataque
pero sabían el jaque
que les podía costar.
Nuestro pueblo fue valiente
cada cubano un Maceo.
Fidel planteó sin rodeo
nuestra línea intransigente
ante el chantaje insolente
de aquella negociación.
Y por nuestra posición
es que siempre, cada Octubre
un cielo autónomo cubre
a nuestra Revolución.

Antonio Guerrero Rodríguez

49 Aniversario del Moncada

Derramada la sangre; el ejemplo
Pujante riega el suelo
y en una urna de honra
y dignidad está envuelto.

Resurgir al Apóstol
para hacer realidad su sueño;
defender su ideal ,
valeroso y resuelto.

… El niño en su escuela,
El agrario en su huerto,
La fabrica, la mina, el Puerto, el central…
en manos del obrero.

Y todo eso es realidad hoy día, a
Cuarenta y nueve años del ejemplo,
con un Fidel invicto, junto a su pueblo.

Antonio Guerrero Rodríguez
25 de julio, 2003

   
 

HOME  •  News Updates  •  Calendar  •  Resources  •  Store/Donations  •  Contact Us  •  HOME
Portada  •  Noticias  •  Calendario  •  Recursos  •  Tienda/Donaciones  •  Contáctenos  •  Portada